¿Qué se puede visitar en Suiza?

¿Qué ver en Suiza?

Suiza es un país muy hermoso, posee unos lagos de aguas cristalinas, paisajes alpinos, unos pueblos parecidos salir de cuentos y unas ciudades medievales que hacen de este territorio el más visitado de toda Europa por los turistas. Además, su gastronomía te atrapará, en los que se incluye los quesos y chocolates con sabores únicos e incomparables.

Índice()

    ¿Qué ver en Suiza?

    Para viajar a tierras helvéticas es recomendable hacerlo en meses cálidos que le corresponde a abril y septiembre. En ese período de tiempo el clima es más agradable, aunque si eres amante de los deportes de invierno puedes visitar en esta temporada, ya que aquí se encuentra las mejores pistas de esquí a nivel mundial.

    Para conocer los lugares que te mencionaremos a continuación necesitas máximo una semana recorriendo en automóvil o en tren. Además si deseas realizar una ruta más completa unos 10 -15 días. Entre los lugares más visitados tenemos:

    El valle de Lauterbrunnen

    Este lugar es maravilloso por sus 72 cascadas donde resalta los saltos de Trümmelbach la que es considerada la cascada subterránea más grande de Europa.

    Aquí se pueden realizar muchas actividades tal como subir en teleférico hasta Murren el cual es un bello pueblo con pocas casas de madera dispersadas, estas tienen vista a los Alpes y unos establecimientos casi mágicos. Otro momento que no deberías perderte de este valle es la subida a la montaña Schilthorn, la cual tiene unos 2970, y es un fascinante mirador de los Alpes.

    Blausee

    Visitar a Suiza y no pasar por el lago de montaña Blausse sería una tristeza es el más hermoso de este lugar, en especial por sus aguas cristalinas de color azul intenso. Está ubicado en medio de un parque natural que es ideal para realizar senderismo en las estaciones de otoño y primavera, también se puede hacer un pinic en cualquiera de sus zonas, o pasear en bote. Muy cerca podrás encontrar el lago Oeschinen el cual atrapa con el azul turquesa de sus ricas y frías aguas provenientes de glaciares.

    Friburgo

    Si te gusta lo arcaico y experimentar ambientes de esta índole, no puedes dejar de visitar esta fascinante ciudad. Se encuentra en un monte abultado de rocas y en su entorno muchos acantilados, es una verdadera joya en cuanto a sus edificaciones y cultura.

    El rio Sarine cruza por ella y se divide en parte alta y baja, resalta por su casco arcaico repleto de fachadas góticas del siglo XV en donde se destaca la iglesia de San Nicolás y unos 15 puentes que atraviesan el río, siendo los más llamativos Pont du Berne y Pont du Milieu. En la parte baja déjate atrapar con la frescura del Sarine y deleitar sus hermosas casas ubicadas a la orilla.

    Zúrich

    Es una ciudad multicultural quienes la visitan en su mayoría son amantes del arte de la buena calidad de vida y del ocio, ya que es un lugar donde puedes hacer de lo que se antoje como: ir de paseo por barco por el río Limmat o el lago Zúrich, tomarte una bebida en alguna de la terrazas a la orilla del lago, visitar algunos museos o galeras de arte de los innumerables que aquí puedes encontrar.

    Las cataratas del Rin

    Estas se sitúan al norte de Suiza muy cerca de la frontera con Alemania, tiene unos 150 metros de anchura siendo el salto de agua más grande de toda Europa Central con 23 metros de altura, lo impresionante es ver la gigantesca roca que ha aguantado la gran caída del agua y se ha conservado a través el tiempo, hasta allí se puede llegar en barco y desde la cima sentir todo el poderío de la naturaleza.

    Es recomendable que para visitar estos lugares los recorras en los esplendidos trenes panorámicos que se caracterizan por sus vagones acristalados, con ventanas amplias de donde disfrutarás de los estupendos paisajes alpinos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    En este sitio web utilizamos Cookies