Sector secundario en Suiza

Sector secundario en Suiza

Se establece que Suiza es uno de los pocos países occidentales que ha mantenido base cimentada en la industrialización. No obstante, se puede mencionar que desde 1960 cuando la industria presumía el 40% de la economía, el sector secundario se redujo a un 25,8% del PIB suizo en el 2019. Por lo que la industria ha variado su contratación de emplear a los suizos de un 50% a un 21% en el 2018.

Sin embargo, al compararse con otras economías evolucionadas, Suiza ha podido preservar su tejido industrial, enfocándose en el desarrollo de bienes de nicho de una alta calidad en particular en sectores tal como: Los instrumentos de precisión, relojería, productos farmacéuticos o maquinaria.

Índice()

    Sector secundario en Suiza

    Es preciso destacar que el sector secundario constituye el 21,6% del mercado profesional de Suiza en el 2015 con 1.089.900 oficios, los cuales se dividen en: artesanía, construcción e industria.

    La Ingeniería mecánica y eléctrica

    La industria maquinaria, metalúrgica y eléctrica es el sector más relevante de la economía pública en el territorio helvético; la cual se compone en muchas áreas como: la electrónica, la industria metalúrgica, ingeniería mecánica, la fabricación de instrumentos de precisión y la fabricación de vehículos.

    En el 2005 más de 300.000 personas se empleaban en estas industrias que dentro del sector manufacturero es la rama que genera más empleo en este país. Por lo que su enfoque hacia la exportación determina su dependencia del mercado internacional, puesto que casi el 80% de sus productos son exportados.

    Farmacéutica

    El territorio suizo es un verdadero líder en el desarrollo de productos farmacéuticos y químicos. La industria química se inclina a la elaboración de perfumes, colorantes, aromatizantes alimenticios. Su punto de concentración es Basilea y los grupos farmacéuticos que más predominan es la Novartis y Roche. El 85% de sus productos son exportados.

    La Relojería

    El desarrollo de la relojería es una de las características tradicionales de Suiza y de su entorno laboral a nivel general. Este territorio viene siendo uno de los mayores fabricantes de los relojes  para exportación, se establece que Suiza proporciona el 50% de la producción mundial.

    En definitiva, en el sector de bienes de consumo esta industria es la más competitiva; su punto de fabricación se ubica en las ciudades de Biel y Chaux de Fonds. Tuvo mayor relevancia desde el 2010, debido al aumento de la importación al mercado asiático. Por consiguiente, suele ser difícil determinar la discrepancia entre un empleo del sector secundario y otro del terciario; puesto que muchas son las organizaciones que trabajan ambos.

    Ahora bien, existen dos puntos que han venido afectando de manera negativa el empleo del sector industrial. Para empezar tenemos la fortificación perseverante del franco suizo, determinando que muchas empresas de la maquinaria eléctrica y mecánica han abandonado a los proveedores de la región, para abastecer demandas del extranjero, manteniendo de esta manera su competencia internacional.

    El otro y último punto, es la automatización que en 20 años consiguió la contribución de la industria al PIB suizo que ha menguado de manera ligera mientras que la solicitud de empleos en comparación a otros sectores ha disminuido de manera cuantiosa.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    En este sitio web utilizamos Cookies